Nudista...¡Y a mucha honra!

Ya queda muy poco para que despidamos el 2018, y os queremos expresar un deseo para éste próximo año que se nos viene de manera inminente.

Y éste no es otro que el de empezar a cambiar nuestras actitudes como nudistas, nuestra propia idea de reflejar el nudismo hacia los demás. 

Muchos de los que practican el nudismo lo viven prácticamente en silencio, como si fuera una acción clandestina o un oscuro secreto reprobable en nuestras vidas.

Pero el nudismo es agradable, es natural, es sano y es muy divertido! ¿Por qué no contárselo a todo el mundo? 
Muchos nudistas ocultan que lo son. Por mil razones distintas y todas y cada una de ellas, respetables. Pero este “miedo” que algun@s manifestamos a decir que para estar en nuestras playas, paseos senderistas, estancias en campings, o simplemente en casa, lo hacemos al desnudo, reflejan más nuestras propias ansiedades y tabues al pensamiento que daremos a los demás sobre nosotros mismos que, quizás, lo que en realidad vayan a pensar. 

Si partimos de esa premisa sobre “que van a decir de mi” ya estamos, de manera inconsciente, creando un pensamiento auto-negativo sobre el nudismo.

Tal vez si lo decimos, de manera tan natural como nos quitamos nuestra ropa, pocos van a ser los que no nos van a comprender. Incluso algun@s a los que se lo contemos, van a tener el deseo de probarlo. 

Pero lo que es seguro, es que la mayoría entenderá que todos tenemos derecho a ser respetados en nuestra forma de pensar. 

Y es que la única manera de avanzar ante el retroceso que en los últimos tiempos está sufriendo el nudismo a nivel social, es hablar de el de una manera normal y cotidiana. Sólo entonces podremos hacer ver a esa parte de la sociedad que no lo comprende, que el nudismo es una fuente de bienestar, tanto física como mental, y que nuestro cuerpo desnudo no sólo es una opción legítima ante la Ley, sino que es una opción digna y respetable. Nuestra piel desnuda, nuestro cuerpo sin ropa, no es sexo y sólo perdiendo estos miedos a que lo demás nos acepten o no tal como somos, lograremos avanzar un necesario paso más en nuestra senda nudista.

Eres nudista. ¡Siéntete orgulloso de serlo!




Comentarios

  1. La gente cuando dices que prácticas el nudismo te miran con cara de asco.yo lo práctico en casa siempre que el tiempo me lo permite.no me importa que me vean algún vecino.al fin y al cabo estoy en mi casa.y si no les gusta que no miren.yo con ellos no me pongo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CUANDO AMÉRICA SE DESNUDÓ SIN COMPLEJOS

SENDERISMO AL DESNUDO